Ahorra con el césped artificial

Cesped modelo Hermes

Si tienes un pequeño jardín delante de tu casa cuyo único fin es adornar y estás harto de que te de trabajo y más trabajo quizás te hayas planteado quitar la hierba y poner piedra o cualquier otro elemento decorativo.

Pero hay una forma de que luzca muy verde pero sin tener que gastar en mantenimiento: el césped artificial. Se trata de una manera barata y muy ecológica de poder tener pequeños espacios verdes en tu jardín siempre bien cuidados y bonitos.

El precio del césped artificial

En el césped artificial precios y calidades van de la mano, tal como ocurre en la mayoría de los productos. Pero esto no quiere decir que siempre sea necesario comprar lo más caro. En el césped hay varios aspectos a tener en cuenta, como la densidad de la hierba o su longitud.

En un espacio pequeño no vas a tener que gastar demasiado dinero, por lo que tienes cierto margen de maniobra al escoger el tipo de hierba que más te guste. Pero lo recomendable para estas jardineras es una calidad media, que no sea un césped demasiado corto y ralo pero tampoco es necesario una gran densidad ya que no está pensado para sentarse en él, por lo que no se notará la diferencia de suavidad.

Olvídate del mantenimiento

Es posible combinar césped artificial con otro tipo de plantas, tanto naturales como también artificiales, siendo estas últimas las más recomendadas, sobre todo si se quiere evitar el mantenimiento. En caso de elegir plantas naturales es importante delimitar muy bien el espacio que van a ocupar a fin de que no acaban invadiendo las raíces la zona preparada para el césped artificial. En algunos casos, lo que se hace es mantenerlas en macetas de gran tamaño que se pueden enterrar.

En cualquier caso, el mantenimiento dejará de ser un problema ya que solo habrá que regar las plantas naturales y dado que están en un espacio muy acotado no habrá problemas para mantener a raya a las malas hierbas. Si no se va a visitar la casa con frecuencia durante largas temporadas, por ejemplo si se trata de una residencia de verano, no se aconseja el uso de plantas naturales.

Aunque existen sistemas de riego automático, las plantas perderán hojas y generarán residuos, por lo que si se quiere ahorrar trabajo lo mejor es optar por solo césped o, si hay plantas, que sean artificiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.