Césped artificial para jardín, la instalación

La instalación de césped artificial será uno de los elementos más determinantes para lograr un grado de satisfacción alto en nuestra zona de descanso o juego. Una buena instalación nos permitirá conseguir un resultado estético envidiable y un disfrute total de nuestro césped artificial.

Cuando hablamos de instalación de césped artificial, tenemos que empezar comentando la preparación del terreno. Este es un elemento básico y altamente importante para conseguir un resultado estético satisfactorio.

El terreno donde se instale nuestro césped artificial, debe ser homogéneo y sin hoyos o bultos. Podemos decir, que el césped artificial es un «Chivato» de cómo hemos preparado nuestro terreno. Las instalaciones sobre cemento, hormigón, solados, etc, nos proporcionan una seguridad de un terreno preparado, aunque por el contrario, perdemos realismo y los beneficios que nos pueda dar una instalación en tierra por su mayor humedad y frescos en los meses estivales.

A tener en cuenta, al preparar un terreno con tierras, gravas y arenas, conseguir una superficie compacta y lisa. Esto no significa que no pueda tener sus balances en altura o sus vaguadas y lomas, pero siempre matizadas y pensando en el desagüe y drenaje de las lluvias.

Muy importante la utilización de materiales adecuados para la instalación de césped artificial. Pegamentos de poliuretano de dos componentes y cintas de unión de un gramaje adecuado y necesario para tener y disfrutar de unas juntas duraderas e imperceptibles para la vista.

El remate final será muy importante para el grado de satisfacción final. El trabajo de un profesional del sector, nos dará una seguridad en acabados, consiguiendo una instalación elegante y agradable.