El mundial se juega también sobre césped artificial

cesped-artificial-futbol

¿Queda alguien a estas alturas que no sepa que el mundial de fútbol se juega este verano en Rusia? Seguro que quién más y quién menos ya tiene planes, sea para ver los partidos sea planes alternativos para disfrutar mientras más de la mitad del país esté frente al televisor. Pues bien, el mundial se juega también sobre césped artificial, también.

Rusia es un país muy amplio y en gran parte sufre de unos inviernos muy fríos. Esto hace que sea imposible mantener campos de fútbol con hierba natural durante todo el año. Por eso, cada vez más estadios están recurriendo al césped artificial.

Esto es una realidad en Rusia desde hace mucho tiempo y por eso, están acostumbrados a que la hierba artificial sea protagonista en sus eventos deportivos. Pero también están acostumbrados a sus cuidados y a tenerla siempre en el mejor estado.

La FIFA ha dejado claro, desde hace tiempo, el tipo de césped artificial que se puede utilizar en los encuentros oficiales para garantizar que los partidos puedan jugarse con normalidad independientemente del tipo de hierba sobre la que transcurra el evento.

Incluso algunos fabricantes de calzado deportivo tienen ya en cuenta este tipo de campos con césped artificial a la hora de diseñar sus zapatillas para fútbol. Un buen ejemplo es la marca Munich, que tras tiempo sin sacar un modelo al mercado acaba de presentar sus zapatillas de fútbol más novedosas aptas para hierba natural y también para hierba artificial.

Si las cosas transcurren como parece que van a transcurrir, uno de los próximos organizadores será América del Norte (México, EEUU y Canadá en una candidatura triple). En estos países también es común jugar sobre hierba artificial, especialmente en EEUU y en Canadá. Todo apunta a que el césped artificial será cada vez más, una apuesta en partidos oficiales.

Campos de entrenamiento en césped artificial

Los grandes complejos deportivos en los que se van a instalar las mejores selecciones del mundo cuentan con varios campos de fútbol y se pueden encontrar tanto con hierba natural como con hierba artificial.

España estará en un complejo en el que hay varios de estos campos con césped artificial, aunque también contará con campos de hierba natural. El campo base de España será el de Krasnodar donde jugarán un partido amistoso con Túnez antes de comenzar con sus encuentros oficiales.

Partidos oficiales

El campo en el que se inaugura el mundial de fútbol tiene actualmente hierba artificial y es ya casi seguro que será este el césped en el que se lleve a cabo la jornada inaugural y también la clausura del mundial.

Cada vez son menos los jugadores que ponen reparos a jugar en césped artificial. Las exigencias de la FIFA en cuanto a la calidad de la hierba ha hecho que ya no sean válidos los antiguos temores de lesiones o las protestas respecto a cómo transcurría el juego sobre esta hierba.

Césped artificial y fútbol

Si los jugadores de élite no se niegan ya en redondo a jugar sobre césped artificial, menos todavía en otras categorías en las que es cada vez más frecuente encontrarse con esta hierba. Esto es así porque el mantenimiento de estos campos es muchísimo más barato. Por eso, muchos clubes que no podían soportar los gastos de la hierba natural, ahora sí pueden hacer frente a los gastos y tener un campo en condiciones.

Los jugadores son conscientes de que es mucho mejor jugar sobre hierba artificial a hacerlo sobre un lodazal, que es en lo que se convertían muchos campos durante el invierno sin que pudieran impedirlo. O un campo de tierra y polvo que era lo que se encontraban en los encuentros durante el verano.

Además, en las zonas más frías en las que nieva o hiela con frecuencia, la hierba se mantiene perfecta, igual que en las zonas cálidas en las que normalmente, hay que realizar grandes inversiones en agua para poder tener césped en un tono verde normal.

Una alternativa económica y ecológica

Ecológico, seguro y barato, el césped artificial ha mejorado mucho en los últimos años, no solo en su apariencia sino también en sus características. Por eso, gana muchísimos adeptos y seguramente ganará muchos más.

No es lógico que en tiempos en los que el agua es un bien cada vez más escaso se esté empleando en regar campos deportivos y haciendo que, a mayores, clubes modestos destinen grandes presupuestos a este tema.

Los campos de fútbol más modestos, como los que se están construyendo en ciertas comunidades de vecinos o asociaciones de barrio, son de césped artificial prácticamente en su mayoría. Y muchos de los que ya había están reformándose ya que al hacer las cuentas, ven que compensa la inversión.

Invertir en hierba artificial sale a cuenta y ayuda a cuidar el medio ambiente. El ejemplo de los futbolistas de élite ayudará a que se vean como algo más normal y cotidiano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.