La estática. Cómo luchar contra ella

Uno de los pequeños inconvenientes que nos puede generar el césped artificial es la energía estática que se produce con su uso y su exposición al exterior. La energía estática se puede producir por el mismo roce de los filamentos del césped artificial, pero un dato que la mayoría de gente desconoce, es que la estática la suele producir el movimiento de la base y su roce contra la superficie del terreno. Los consejos que os damos son los siguientes:

  • Siempre un terreno de tierra o gravas será menos propenso a generar energía estática. La humedad que conserva la tierra y la menos fricción con el terreno al ser una superficie no perfecta u homogénea, con pequeñas imperfecciones que harán el movimiento del césped en su totalidad sea más difícil, nos generará menos energía estática que un terreno se hormigón o un terreno de losetas o cualquier superficie de suelos acabados.
  • Se aconseja poner 2-3 kg/m2 de arena de sílice en su interior. La arena de sílice es un gran acumulador de humedad, con la consecuente ventaja de la bajada de temperatura en los meses más expuestos y la menor fricción de filamento de plástico con filamento de plástico, además de dotar de mayor peso al césped artificial y conseguir que el movimiento de la base sea mucho menor o nulo.
  • El regar el césped artificial nos disipará de la energía estática que pudiéramos tener en nuestra instalación. Por ello, la implantación de arena de sílice es tan beneficiosa para ello.

Cabe detallar y recordar, que cada persona, cada calzado, tiene una capacidad casi única para acumular y generar energía estática. Por eso no se extrañen si, alguna persona de la familia, es el más propenso para esas pequeñas descargas o chispazos. Por supuesto, hay que detallar que la calidad de los materiales es un elemento esencial para no sufrir este pequeño problema.

El cesped artificial es uno de los materiales más recomendados para zonas con escasez de agua, sobre todo el zonas del levante como Valencia, o la Comunidad Andaluza, en ciudades como Sevilla o Cádiz. Aún así, Comunidades como la de Madrid también está apostando por este material.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.