Una habitación de juegos con césped artificial

cuarto-juegos

A los niños les encanta jugar en el suelo, por lo cual las habitaciones en las que juegan deben de estar cubiertas con alfombras para protegerlos del frío. Pero una alfombra gruesa, que aísle bien y que además sea bonita cuesta mucho dinero, sobre todo si se quiere que tape la práctica totalidad del suelo.

El césped artificial es una fantástica alternativa a otros tipos de moqueta porque cumple con todos los requisitos que se le pueden exigir a un suelo infantil.

Porqué el césped es ideal para habitaciones infantiles:

  • Es aislante: El grosor del césped artificial hace que pueda aislar perfectamente de la frialdad del suelo que hay debajo. Si se compra una hierba frondosa y de calidad el niño no estará en contacto con el suelo en ningún momento y se sentirá muy a gusto.
  • Tiene un tacto agradable: Muy lejos han quedado aquellos céspedes que quemaban la piel casi con rozarlos. Ahora son suaves, muy agradables y permiten que el niño juegue sin lastimarse. Son totalmente aptos para los más pequeños de la casa sin ningún tipo de riesgo.
  • No es tóxico: Ya sabemos que los niños pequeños lo llevan todo a la boca, por eso no íbamos a recomendar un suelo que fuera tóxico. No pasa nada si apoya la cara en el suelo o si lo toca con las manos y luego las lleva a la boquita. Simplemente, límpialo de forma regular con un producto desinfectante tal como harías con cualquier otro suelo.
  • Es resistente: Los niños podrán jugar con sus cochecitos e incluso pasar con un andador si es el caso. Estarán muy a gusto y no van a romper el césped con un juego normal y típico de un niño. Pero si pasara, no hay tampoco por qué preocuparse porque su reparación es sencilla para los desgarros habituales.
  • Se pueden colocar muebles: Si se colocan muebles en la habitación de juegos esto no es un problema para el césped artificial. Si los muebles son demasiado pesados y están durante mucho tiempo sobre un mismo sitio entonces lo normal va a ser que la hierba acabe aplastándose en esa zona, pero el resto de la hierba podrá seguir utilizándose con normalidad.
  • No tiene que ser solo para el suelo: La hierba artificial acepta muchos tipos de decoración y acabados. Por ejemplo, en algunos casos puede colocarse también en la pared, por ejemplo hasta cierta altura para que la habitación sea más acogedora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.