Hazlo tú mismo: Cómo instalar de forma fácil el césped artificial

¿Quieres saber cómo instalar de forma fácil el césped artificial? Es más fácil de lo que imaginas. Debajo te contamos cómo hacerlo sobre los 3 tipos de superficies que te puedes encontrar.

El césped artificial se puede instalar sobre superficies muy diferentes pero seguramente, las más complicadas sean las superficies blandas en el exterior, es decir, sobre tierra.

Cómo instalar el césped artificial…

… sobre suelo blando en exterior

  1. Para poder colocar el césped artificial sobre tierra es necesario realizar una preparación del terreno previa, para que esté totalmente alisado.
  2. Una vez que el terreno está liso, se coloca una superficie de piedras absorbentes que actuarán como material de drenaje. El sistema de drenaje de un suelo es diferente en función del tipo de suelo y de la cantidad de lluvia que vaya a soportar de forma habitual.
  3. Si el suelo no tiene un buen sistema de drenaje se encharcará y no será cómodo para nadie. Por eso, esta etapa es básica. Sobre este sustrato se coloca el césped artificial que debe de quedar bien sujeto al suelo y bien sujetas las tiras entre sí de modo que no se noten las uniones.
  4. No es sencillo hacerlo y por eso nosotros siempre recomendamos que el césped artificial sobre tierra en exterior sea colocado por profesionales. Así, nos aseguraremos un resultado correcto y que durará mucho tiempo.

… en suelo duro de interior

No obstante, hay otras superficies sobre las que es muy fácil colocar el césped artificial. Un ejemplo son las superficies duras de interior, como por ejemplo un patio de cemento cubierto o una terraza interior.

En estos casos el suelo ya se supone que es liso, puesto que estamos hablando del interior de una vivienda. Y no es necesario un sistema de drenaje, puesto que no va a llover en el interior de la casa en ningún caso.

Los pasos serían los siguientes:

  1. El césped se coloca como se haría con una moqueta de interior. Se colca cada una de las tiras y se unen entre sí con bridas de color verde que no se van a ver a simple vista. La parte de abajo del césped artificial es una red plastica que facilita mucho el trabajo de cortar y unir las diferntes tiras de hierba. Lo ideal es que las tiras vayan unidas entre sí, pero que lleguen de un extremo a otro de la habitación o del patio. Normalmente, eso es fácil ya que no se suele tratar de espacios demasiado grandes.
  2. En los bordes, hay que sujetar el césped artificial para que este no se mueva. Una manera muy sencilla de hacerlo es con un rodapié, ya que al estar hablando de espacios de interior con pared estos sujetarían perfectamente la hierba. También se puede utilizar algún sistema de pegado, como con las moquetas, pero es menos recomendable ya que si se decide quitar la hierba nos dará mucho más trabajo. De la otra manera solo hay que quitar el rodapié y enrollar nuevamente las tiras de césped. En cualquier caso, solo se encolarían los bordes y nunca la totalidad de la tira de césped.

Para limpiar el césped artificial se puede emplear una aspiradora y una fregona, tal como se limpiaría cualquier otro tipo de suelo. Si el espacio es grande, se puede comprar un cepillo especial para mantener la hierba en buen estado y siempre levantada.

… sobre suelo duro en exterior

Aquí podríamos hablar de dos casos: las terrazas exteriores en los apartamentos o los patios exteriores de las casas.

En las terrazas exteriores de los apartamentos lo normal es que exista una inclinación en el suelo que está pensada para que el agua de la lluvia resbale hasta un tubo de drenaje por el que sale al exterior.

En estos casos, la colocación del césped artificial es igual que en las terrazas interiores, ya que no hay que preocuparse por el problema del agua. Se coloca de la misma manera y el agua de la lluvia resbalará sobre el césped hasta las salidas previstas.

A la hora de limpiar esta hierba se puede optar por la fregona o se puede regar suavemente, ya que hay una salida para el agua. En algunos casos, cuando llueve mucho, es bueno ayudar a que el agua salga empleando un cepillo para suelos, tal como se hace en cualquier terraza convencional.

Si hablamos de patios exteriores de viviendas aquí las cosas pueden cambiar. Lo normal sería que también hubiera una inclinación para que el agua se fuera hacia una zona de evacuación en concreto, pero no podemos contar con que sea así. Si el patio tiene tendencia a acumular agua y a formar charcos, seguirá haciéndolo con la hierba.

En estos casos, lo mejor es hacer una obra que le de una ligera inclinación al patio y que lo dote de un sistema de drenaje. Así, se aprovechará mucho mejor y no habrá acumulaciones de agua inoportunas. Una vez realizada esta obra, el césped se coloca igual que hemos visto que se coloca en el interior, sin ningún problema extra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.