Ideas para usar césped artificial en interior

Aunque es más frecuente encontrar césped artificial en el exterior, también es posible utilizarlo para espacios interiores. A fin de cuentas se trata de un tipo de moqueta, por lo que puede usarse como tal en muchos lugares de la casa. Estas son solo algunas ideas que ya se pueden ver en muchos blogs de decoración.

-Como moqueta en el cuarto de los niños. Es un suelo cálido, acogedor y que además proporciona a la habitación de los niños la apariencia de un espacio exterior. El césped artificial en la habitación de los niños da mucho juego, ya que se puede decorar con cojines decorados con flores o con vinilos de pared muy alegres.

-Para cubrir el suelo de la terraza interior o exterior. Da igual si tienes una gran terraza o si se trata tan solo de un balconcito. Si usas el césped artificial para cubrir el suelo le estarás dando el aspecto de un pequeño jardín.

Ese balconcito de tu habitación destacará mucho más si lo cubres con césped artificial y lo adornas con unas macetas. Te dará la sensación de estar en el campo aunque vivas en pleno centro de la ciudad.

-Para recubrir una pared. Es una de las apuestas más arriesgadas, pero ya hemos podido ver en diferentes blogs como se usa el césped artificial para recubrir total o parcialmente una pared. En el salón, lo han usado para cubrir la pared en la que va la televisión. Además de dar una nota de color muy alegre en la habitación consiguen un poco más de aislamiento para que el sonido de la televisión no se escuche tanto en la habitación contigua.

También lo hemos visto en dormitorios, para cubrir la zona en la que está la cama, haciendo el papel de un original cabecero. Incluso lo hemos visto en una tira que cruza el suelo atravesando la habitación y subiendo por la pared, dejando de este modo alfombra a los pies y a los lados de la cama y ocupando la zona del cabecero.

-Como pequeña alfombra para una zona concreta. Si la apuesta anterior te parece muy arriesgada quizás te guste más una pequeña pieza de césped para colocar debajo de la mesa del comedor  o de la mesa de centro. Como si fuera una alfombra común de mayor o de menor tamaño.

En cualquiera de las opciones se pueden utilizar céspedes de diferentes colores, ya que ahora mismo hay en el mercado otras variedades que no son exclusivamente verdes, lo que permite decorar todavía más.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.