Cómo instalar césped artificial

Instalar césped artificial en una gran superficie no es una tarea sencilla y es preferible ponerse en manos de buenos profesionales. No se trata ni mucho menos de estirar el rollo de césped artificial sobre el suelo y dejar que se adapte al terreno, más bien es todo lo contrario.

El primer paso es alisar el terreno sobre el que se va a instalar el césped artificial. Cuanto más alisado quede más fácil será su colocación. Sobre la superficie lisa se recomienda colocar una capa de grava o de otro material natural que facilite el drenaje.

Con esto se consigue que el agua que absorbe el césped no vaya directamente a la tierra y no se forme barro. En zonas muy lluviosas o con suelos poco permeables puede ser necesario un sistema de drenaje alternativo que canalice el agua para darle salida. Esto es especialmente importante en céspedes deportivos.

Tras esta preparación previa se coloca el césped, que debe de quedar perfectamente estirado y que se sujeta al suelo con diferentes sistemas. También se unen las tiras de césped entre sí para conseguir que el resultado sea totalmente homogéneo y no queden zonas de campo sin cubrir. No se deben de notar las uniones de la tiras.

 

  • Cómo instalar césped artificial en terrazas

 

Instalar césped artificial en una terraza de casa de pequeño tamaño es mucho más sencillo que hacerlo en un terreno. Para esto ya no suele ser necesario recurrir a profesionales, ya que normalmente bastará con cubrir la terraza con el césped y unir las diferentes tiras.

Las terrazas abiertas suelen tener un ligero desnivel para que el agua vaya a un desagüe. En algunos casos, si la terraza es pequeña, se puede optar por no unir las tiras del césped y de este modo poder levantarlo para limpiar o drenar con facilidad.

Si la terraza es interior ya no hará falta siquiera esta medida, por lo que nos limitaremos a colocar el césped y realizar las uniones.

Una manera muy sencilla de unir las diferentes tiras de césped artificial es utilizando bridas de color verde. Estas bridas se sitúan en la malla que forma la base del césped y una vez ceñidas se corta el trozo sobrante. El resultado es muy bueno, es barato y es fácil de quitar si se cambia de idea o se quiere cambiar un trozo de césped dañado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.