Pon a punto tu césped artificial para la primavera

cesped-primavera

Con la llegada del buen tiempo es el momento de poner a punto el jardín y, como no podía ser de otro modo, el césped artificial. Por supuesto, si no lo has colocado ya, ahora es el momento de hacerlo para que lo tengas disponible durante el verano y puedas comenzar a disfrutar de todas sus posibilidades. Pero si ya lo has colocado durante el invierno o en pasadas temporadas, toca seguir unas sencillas instrucciones para que se vuelva a ver igual de bonito que en el momento de colocarlo ahora que llega la estación cálida.

Muchas veces se descuidan los jardines durante el invierno incluso cuando se vive en la casa durante todo el año. Es natural que sea así porque cuando hace frío no apetece estar en el exterior ni para disfrutar del jardín ni, todavía menos, para trabajar en él. Pero cuando se sabe que la recompensa será estar a gusto durante varios meses celebrando comidas o meriendas al aire libre y viendo como los niños juegan sobre la hierba, la pereza se evapora e incluso dan ganas de invitar ya a los amigos a la inauguración de la temporada de jardín.

Cepilla tu césped artificial

Quizás durante el invierno no has podido cepillar tu césped bien porque no hayas estado en casa o bien porque la nieve lo haya cubierto. Es el momento de ponerse en serio para sacar todos los restos de suciedad que se hayan podido acumular durante los últimos meses y que puedan restarle belleza a la hierba.

Para empezar, tendrás que darle un cepillado para recoger restos de hojas y la porquería de gran tamaño. Puedes usar una escoba de jardín o un escobón para hacerlo, Una vez que has recogido todo esto toca regar el césped con abundante agua. Es la única vez en el año que tendrás que dar un regado abundante para dejarlo a punto para la temporada de sol.

Por último, puedes volver a cepillarlo pero esta vez con la intención de colocar bien las briznas. Debes de hacerlo de forma que queden derechas y bien colocadas, especialmente en áreas en las que hayan podido quedar algo aplastadas. Verás como el campo va recuperando su tono verde de siempre y recupera todo el brillo.

Comprueba si hay alguna zona que necesite ser reparada

El cepillado es el momento perfecto para comprobar que toda la hierba está en su sitio y que no hay rotos en el campo. A veces, puede ocurrir que un mueble que se ha oxidado sobre la hierba o que al apartar nieve con una pala, por ejemplo, se haya producido un corte en el césped que haya acabado causando un desgarro.

Estos problemas son fácilmente reparables. En algunos casos es suficiente con “coser ese siete usando pequeñas bridas especialmente pensadas para ello. Pero cuando el daño es mayor y las briznas de hierba están dañadas lo más adecuado es cortar ese trozo de hierba estropeado y colocar otro en su lugar, uniéndolo con los sistemas especiales que ya existen para este fin. No hay que olvidarse de reponer la base arena en caso de que haya sido removida.

También hay que buscar las posibles malas hierbas que puedan brotar y tratarlas en el caso de que se vean. Incluso si no se aprecian malas hierbas no está de más realizar un tratamiento ya que es muy sencillo. Solo hay que esparcir el herbicida con un spray por toda la hierba de forma homogénea.

Coloca los muebles de exterior que habías guardado durante el invierno

Con la hierba totalmente lista y libre de cualquier problema es el momento de sacar el mobiliario que durante todo el invierno haya estado guardado en un garaje. Al hacerlo no hay que olvidarse de que es importante limpiarlo todo y utilizar protectores para las patas de las sillas y las mesas en el caso de que puedan resultar cortantes. Algunas patas metálicas pierden sus protectores de plástico al guardarse y se convierten, al faltar estos, en verdaderas cuchillas que pueden romper fácilmente la hierba artificial.

Aunque los muebles se pueden colocar sin problemas en este césped es preferible buscar un lugar en el que colocarlos y que queden estables para evitar que aplasten la hierba en diferentes puntos. Cuando se cepille el campo es bueno levantar las mesas y las sillas para cepillar esa área y que las briznas recuperen su forma original para evitar que queden definitivamente chafadas.

El jardín tiene que ser un espacio para disfrutar como a cada familia más le apetezca y el césped artificial es un elemento más de confort y nunca un problema a la hora de tener la mejor experiencia durante la primavera y el verano, que es cuando más se disfruta del jardín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.