Vuelta al cole, vuelta al trabajo…

cesped-sin-cuidados

Y también a los cuidados del césped

Comienza el cole y seguro que tienes muchos propósitos para este nuevo curso y has pensado en algunas cosas que podrían mejorar tu vida. Tal vez te hayas propuesto ahorrar un poco para poder darte unas vacaciones más increíbles todavía el año que viene o tengas pensado dedicar un poco más de tiempo a tu familia o a tus amigos. Septiembre es un buen momento para hacer balance y volver con fuerza. Para muchos el comienzo del año es en este mes y no en enero.

Pero seguro que lo que no entra en tus planes es pasarte horas y horas cuidando del césped de tu jardín. ¿Cómo ha quedado tras el verano? Seguro que no tiene su mejor aspecto. Parte de la hierba estará quemada por el sol y se habrá puesto amarilla. Incluso es posible que haya muchas calvas en el campo que le den aspecto de solar más que de jardín. ¿De verdad crees que merece la pena dedicar el poco tiempo libre que vas a tener durante el otoño/invierno en cuidar tu jardín?

Es el momento de tomar una decisión, ¡pásate al césped artificial!

Seguramente, durante este verano has renegado más de una vez del jardín. A pesar de haberlo disfrutado, te habrás encontrado con que has tenido que dedicar horas de descanso para cortar la hierba, para tratar de reparar daños o para evitar alguna peste. Incluso es posible que te hayas encontrado con que ha habido días que ni siquiera habéis podido disfrutar como es debido del campo debido a los insectos.

Y, para colmo, te habrás visto en el dilema de regar o no regar. Y eso si no te soluciona la cuestión tu ayuntamiento prohibiendo el riego de campos debido a las sequías. Y es que para que la hierba se vea bonita es necesario utilizar mucha agua y no están los tiempos para esos derroches tan poco ecológicos.

Piensa, este podría ser el último verano que tuvieras que enfrentarte a todos estos problemas, ¿has oído hablar de las ventajas del césped artificial? Ahora es un buen momento para instalarlo porque todavía no han comenzado las heladas y es posible trabajar en la tierra sin demasiadas dificultades.

En muy poco tiempo, tendrías un césped que no vas a necesitar regar para que crezca (aunque sí usarás agua para limpiarlo en mucha menor proporción), que no vas a tener que cortar, que no va a secarse ni a levantarse por ningún sitio y que siempre estará bonito y disponible para usar.

Existen muchos modelos de césped artificial, elige bien

Echa un vistazo en nuestra tienda online y verás que existen muchos modelos de césped artificial entre los que elegir. Y todos ellos muy naturales y bonitos, tanto que no los diferenciarás de la hierba natural a simple vista, tendrás que verlos muy de cerca o incluso tocarlos para darte cuenta de que no es hierba auténtica.

Contamos con instaladores especializados cada vez en más lugares de España, por lo que es fácil que podamos encargarnos de la instalación de tu césped en la zona en la que vivas. Nuestros instaladores se encargarían de todo, desde preparar el suelo y el sustrato para que haya un buen drenaje hasta de colocar la hierba de manera que no se puedan distinguir las uniones y veas un campo bonito y homogéneo.

¿Y si el invierno es duro?

No tienes que preocuparte por las heladas, ni tampoco por la nieve. El césped artificial está pensado para resistir todo esto sin problemas. Solo tienes que retirar la nieve con cuidado para no cortarlo, pero no se quemará ni perderá su color. Puedes ver nuestro artículo antiguo sobre «Cómo limpiar de nieve el césped artificial»

Podrás disfrutar de tu jardín en cualquier momento del año y siempre se verá impecable. Pero dirás, si mi propósito era ahorrar, ¿no es contradictorio que me gaste un dinero en el jardín? Pues no, no lo es, porque el dinero que te gastes en el césped artificial y en su colocación lo amortizarás en muy poco tiempo. Ya no necesitarás cortadora de césped nueva, ni tendrás que comprar más hierba para sustituir a la que se ha muerto, ni gastarás en productos para eliminar plagas. Y todo esto sin hablar de lo que te ahorrarás en la factura del agua al no tener que regar, que va a ser mucho dinero.

Y estamos hablando del caso de que tú mismo puedas encargarte de tu jardín, en cuyo caso estarías ahorrando también mucho tiempo que es, posiblemente, lo que más valor tenga para ti. Si no fuera así, tendrías que sumar lo que le pagas a un jardinero por mantenerte la hierba en buen estado.

Además de disponer de más tiempo libre, tendrás un bonito lugar en el que poder disfrutarlo con tu familia o amigos durante todo el año, cuando las condiciones lo permitan y sin que suponga un trabajo extra para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.